<$BlogRSDURL$>
Odiseo...
martes, junio 29, 2004
 
Para que toméis conciencia de ciertos asuntos de conciencia, repasando el diccionario de la RAE. No es bueno ir por la vida con la conciencia demasiado relajada...tampoco con ella demasiado prieta o estrecha....

Conciencia errónea.

1.f. Rel. La que con ignorancia juzga lo verdadero por falso, o lo falso por verdadero, teniendo lo bueno por malo o lo malo por bueno.


--------------------
Conciencia.

(Del lat. conscientĭa, y este calco del gr. συνείδησις).

1. f. Propiedad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos esenciales y en todas las modificaciones que en sí mismo experimenta.
2. f. Conocimiento interior del bien y del mal.
3. f. Conocimiento reflexivo de las cosas.
4. f. Actividad mental a la que solo puede tener acceso el propio sujeto.
5. f. Psicol. Acto psíquico por el que un sujeto se percibe a sí mismo en el mundo.

a conciencia. 1. loc. adv. Con empeño y rigor, sin regatear esfuerzo.
acusar la conciencia a alguien. 1. fr. Remorderle alguna mala acción.
ajustarse alguien con su conciencia. 1. fr. Seguir en el modo de obrar lo que le dicta su propia conciencia. Se dice más comúnmente cuando es sobre aquello en que hay duda de si se puede ejecutar o no lícitamente.
ancho de conciencia. 1. loc. adj. Dicho de una persona: Que a sabiendas obra o aconseja contra el rigor de la ley o la moral.
argüir la conciencia a alguien. 1. fr. acusar la conciencia.
cobrar conciencia de algo.1. fr. Darse cuenta, percatarse de ello.
en conciencia. 1. loc. adv. Según conciencia, de conformidad con ella.
escarabajear, o escarbar, la conciencia. 1. frs. Remorder la conciencia a alguien.
estrecho de conciencia. 1. loc. adj. Dicho de una persona: Que es muy ajustada al rigor de la ley o la moral.
formar conciencia. 1. fr. ant. escrupulizar.
manchar la conciencia. 1. fr. manchar el alma.
tomar conciencia. 1. fr. cobrar conciencia.

(consciencia y conciencia son sinónimos).

--------------------------
Esto ya es de mi cosecha.

Conciencia animal

(respecto de esta conciencia, estimada sufrida y esporádica lectora, te remito a mi otro blog, temaspolémicos)


Añadiré para terminar aquél refrán que reza..."No hay conciencia sin ciencia"

|
jueves, junio 03, 2004
 
Otra vez me dirijo al académico Lumen-Dei. Pero brevemente, para que no se me atosigue, pues tiene algo estrecho el canuto comunicativo de un tiempo a esta parte. Yo antesdeayer también, sin ir más lejos.

He dicho académico. Se acabó lo de chusquero. A ver qué va a ser esto.

Has de saber, ocasional lectora de Odiseo, que Lumen Dei y yo estamos conciliados, o algo así.

Conciliados amistoso-internáuticamente hablando, y nada más, ojo.
Que porque un día se desvirgue aquí el mentado, dejando una de sus aromáticas menudencias, nada tiene que ver eso conque seamos pareja de hecho ni otras modernidades. Como es muy tímido, le tengo preparada esta letrina para uso exclusivo suyo, para que se sienta como en casa. Que veo que anda muy que voy que vengo por las tripas de “Extrangia”, y eso estriñe, y echará de menos lo netamente español. Un día le hablaré de toros - y por ello de cuernos porque van juntos - para que rememore en la lejanía la raigambre española que lleva dentro.

Seguiremos dándonos la misma cera si se tercia - que si no vaya un aburrimiento de vida - pero dentro de otros cauces subyacentes, distintos a los anteriores. Algún día hablaré de los cauces subyacentes (Una leche. Que lo hable otro. Luego me llaman pelma).

|
martes, junio 01, 2004
 
Palabras. (De Juan José Millás)

("cuento" extraído de su excelente recopilación titulada "Articuentos", y que aquí expongo para disfrute del ocasional lector de Odiseo - por si existiera - a quien recomiendo su adquisición. Es más barato que una ración de callos con garbanzos, y aunque produzca similares flatulencias pero mentales, es incluso más sabrosón. Es el libro, como en su portada se avisa ..."El pensamiento presentado a través del humor, la paradoja o la ironía").


Si al abrir la boca, en lugar de palabras, nos salieran libélulas, estudiaríamos entomología para conocernos mejor. Pero las palabras son también formas biológica perfectamente articuladas que segregan ideas como las serpientes veneno o las abejas miel.El entomólogo de las palabras, es el lexicógrafo, al que no es raro ver en las esquinas armado de una red con la que atrapa voces que luego ordena, al modo de una colección de insectos, en el interior de un volumen. La diferencia entre el diccionario y las cajas de escarabajos atravesados por un alfiler es que en un buen diccionario de uso las palabras se mantienen vivas. Las hay con cabeza, tórax y abdomen, o con caparazón, artejos, aguijones y labros. Muchas poseen unas formaciones oscuras que al levantarse con el misterio de las faldas dejan ver esa suerte de lencería fina, los élitros, con los que vuelan alrededor de los labios de las mujeres y los hombres antes de diluirse en el aire como el hielo en el agua.

Hay palabras que dicen lo contrario de lo que significan y palabras que aun no significando nada, consiguen atravesar la barrera de los dientes y aletear como un pájaro ciego durante unos instantes ante nuestros oídos. Algunas viven siglos y otras desaparecen a las 24 horas de ser alumbradas. Muchas sólo nacen para fecundar el lenguaje, por el que son devoradas una vez cumplida su función reproductora. A ciertas voces, después de haber sido encerradas dentro de una definición, se les escapa el significado, como el jugo de una fruta abierta, y cuando vuelves a usarlas no tienen sentido o han adquirido uno nuevo y sorprendente.

Un diccionario, pues, viene a ser un terrario en el que en lugar de salamandras o ranas o tritones vemos la palabra salamandra, la palabra rana, la palabra tritón, incluso la palabra palabra, mostrándonos sus hábitos significativos o formales, sus articulaciones, su extracción social, sus intereses. Aguilar acaba de publicar el de Manuel Seco, que constituye hoy por hoy el mejor zoológico de términos vivos conocido. Al recorrerlo, uno se da cuenta de que estamos hechos de palabras, como la Biblia o el Quijote, a cuyo lado, en todas las casas, debería haber un diccionario.


|

Powered by Blogger

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com