<$BlogRSDURL$>
Odiseo...
lunes, mayo 31, 2004
 
Leviatán, dejemos por favor que los muertos nos dejen descansar tranquilos.


Semanalmente, una aplicación informática me recuerda que unos determinados documentos están autorizados por una determinada persona que ya no está en la empresa. Ni en la empresa, ni en ningún terrenal sitio.

Ello me hace plenamente consciente de que los artilugios informáticos no tienen ni sentimientos, ni sensibilidad, sólo fría memoria. Asco de chismes. Y eso que la idea del invento fue mía. Mecagüen la madre que parió a algunas de mis ideas.

|
viernes, mayo 28, 2004
 
De estas cosas, quisiera escribir algo, pero a ver cuándo....al menos, que no se me olviden.

Troya (versión joliwudiana) versus Troya (versión serie B) versus La Ilíada versus "La muerte tenía un precio".

Los tarados de Mensa.

El pensamiento conque matamos la realidad. (lo dedicaría a Juan José Millás)

El misterio de la desintegración materia-antimateria.

Lo tonto que es que Rapunzell no quiera intercambiar unos mensajes en privado conmigo (que tras lo que tan alegremente largó, es lo menos que debería hacer).

A ver si algún alma caritativa tiene a bien darme una pista sobre:

- Cómo añadir a izquierda la ristra con enlaces (hipervín culos) de interés.
- Cómo indexar (hipervín cular) mis propias páginas.
- Dónde comprar mañana bien tempranito, caminito de la sierra, una barra de pan recién hecho, en la que meter unos chorizos fritos, para cuando arrecie el hambre.


|
miércoles, mayo 26, 2004
 
Aquí romperé una lanza a favor de Lumen-Dei...

Sí, ese que tanto aprecio pero por las narices me tiene, y que gusta de firmar por mí algunas indecencias en su propio blog, porque después de todo, tiene algo de sensibilidad el muy chusquero.

Aquí se lo digo, porque allí en su sitio, ya sabemos de sus costumbres, y la lanza podría acabar clavada en mis costillas.

Y es que yo también tengo sensibilidad. Y también se me distanciaron físicamente aunque afortunadamente sigan siéndolo mis muy buenos amigos. Así que sé bien lo que se siente, y al leer al chusquero LUmen-Dei, algo no obstante se me ha removido en el interior, porque la amistad es para mí cosa muy seria y de mucha valía. Y si alguna vez hice algún pacto amistoso, contra viento y marea lo defiendo. Aunque lo hiciera con mujeres, aunque a ellas, no siendo lógicamente caballeros, les cueste comprender su alcance.

(pero que Lumen-Dei es un cobarde, está claro, porque él a mi blog, no se atreve a venir).

Y dado que vamos de amigos como puede observarse, es pertinente que cuente aquella ocasión en que nos dieron las dos de la madrugada cenando arroces y mariscos en un conocido restaurante madrileño especializado en esas viandas. Mis dos amigos, inesperadamente, en la sobremesa, me estuvieron cuestionando sobre lo oscuro que a ellos les parecía esas informaciones extrañas que habían ido oyendo sobre los descubrimientos de la física, y en tanto yo les iba diciendo lo mejor que podía algunas difíciles cosas, ellos aprovechaban para devolverme jocosos comentarios críticos aprovechando cualquier tontería que les pasaba por la cabeza, de modo que las risas y el vino, no faltaban.

Yo les hablé del lado oscuro de la naturaleza, que son los archiconocidos agujeros negros. Pero no quise preguntarles a ellos por el lado oscuro de la vida, que es la muerte, ni por el lado oscuro de la economía, que es el dinero negro. Uno de ellos es responsable de un servicio de esos que denominan UCI, en un cierto hospital. El otro, economista, dueño de su propia inmobiliaria. Y es que de los agujeros negros de la física, es a pesar de toda su dificultad teórica, más fácil hablar que de los agujeros negros ya sea de otras disciplinas, ya sea de los que los propios seres humanos desarrollamos en nuestras cabezas.
|
lunes, mayo 24, 2004
 
En RESUMEN, Impe (y vale para Rapun, a ver si me demuestra a mí también, a este asno/cucaracha pero que intenta comprender las cosas que le ocurren, eso tan bonito de que es canela fina):

Sherraiza adolece de cierta chifladura (cosa de genios, quizás) pero yo más todavía por creer que podía haber hecho algo por ella.

Así que material para entretenerte (y quizás hasta para aprender algo útil/utilizable en beneficio de otros, para mí lo ha sido) con la historieta, tendrías si lo desearas.

Nota: me permito llamarla chiflada dentro de que es una persona a quien por descontado conservo aprecio, es cuanto me permito, pero tras de lo que de mí se ha dicho sin base ni razón ciertas, no creo que sea excederme.

Cuando se acusa a alguien de algo gordo, por el hecho de ser gordo, parece que tiene más visos de ser cierto. Pues no.

No voy por el mundo, ni por aquí, dando por el saco sino al contrario, pero algunos están tan “tocados” por la vida, están tan susceptibles, por lo que sea, que hasta un dulce les amarga.

Y por aquí, se acabó por mi parte. Y si tienes algún interés, por lo que sea, por curiosidad, por aclarar una histroieta cargada de rarezas (de lo que siempre se aprende), este es mi emilio: odiseo99_99@hotmail.com.

Y hazme caso en esto, que sé lo que me digo: Internet ha introducido cambios importantes en los modos de comunicarse/relacionarse de las personas (sustancia y objeto de tu disciplina), mayoritariamente de gente joven normalmente bien preparada intelectualmente, facilitándolas, pero también distorsionándolas. Tú te mueves por internet, y quizás lo sepas bien. De ser así, no he dicho nada.
|
viernes, mayo 21, 2004
 
Un cuento que a alguna que otra dama, le podría ser útil "comprender".

Digo "comprenderlo", por esto: me lo envió una cierta mujer a la que quiero, porque le pareció bonito. Bueno, pues esa mujer no se había dado cuenta que ella se había comportado como la del cuento, en concreto conmigo. Obviamente lo había leído, pero no lo había comprendido. Menos había comprendido, que ella estaba representada. Cuando se lo dije, es como si se hubiera caído de un burro, pero lo comprendió, aceptó y me pidió disculpas. (es completamente cierto esto que digo).

Comienza el cuento.

Una chica estaba esperando su vuelo en una sala de espera de un gran aeropuerto. Como debía esperar un largo rato, decidió comprar un libro y también un paquete de galletas. Se sentó en una sala del aeropuerto para poder descansar y leer en paz. Asiento de por medio, se sentó un hombre que abrió una revista y empezó a leer. Entre ellos quedaron las galletas.
Cuando ella cogió la primera, el hombre también tomó una. Ella se sintió indignada, pero no dijo nada. Solo pensó: "¡qué descarado;si yo fuera más valiente, hasta le daría una bofetada para que nunca lo olvide!". Cada vez que ella cogia una galleta, el hombre también tomaba una. Aquello le indignaba tanto que no conseguía concentrarse ni reaccionar. Cuando quedaba solo una galleta, pensó: "¿qué hará ahora este aprovechado?". Entonces, el hombre partió la última galleta y dejó media para ella. Ah! No!. ¡Aquello le pareció demasiado!. ¡Se puso a resoplar de rabia!. Cerró su libro y sus cosas y se dirigió al sector del embarque. Cuando se sentó en el interior del avión, miró dentro del bolso y para su sorpresa, allí estaba su paquete de galletas. . .intacto, cerrado. ¡Sintió tanta vergüenza!. Sólo entonces se dio cuenta de lo equivocada que estaba. ¡Había olvidado que sus galletas estaban guardadas dentro de su bolso!. El hombre había compartido las suyas sin sentirse indignado, nervioso, consternado o alterado. y ya no estaba a tiempo ni tenia posibilidades para explicar o pedir disculpas. Pero sí para razonar:

¿cuántas veces en nuestra vida sacamos conclusiones cuando debiéramos observar mejor?
¿Cuántas cosas no son exactamente como pensamos acerca de las personas?. Y recordó que existen cuatro cosas en la vida que no se recuperan:
- Una piedra, después de haber sido lanzada.
- Una palabra, después de haberla dicho.
- Una oportunidad, después de haberla perdido.
- El tiempo, después de haber pasado.


----- fin del cuento -----



Pues estas cosas pasan cuando menos nos lo esperamos, de veras.


|
martes, mayo 18, 2004
 
Como decíamos ayer, Impe....

Introdución.

Lo que yo no comprendo, Impe, es que, siendo quien y lo que eres y con quien te relacionas, y habiendo oído (supongo) lo que te han dicho respecto del mendas, no hayas tenido, ya no digo que interés, pero sí al menos cierta curiosidad profesional por escucharme algo. Porque que algo extraño había, eso no debería habérsete pasado desapercibido con lo que sé que sabes. Tanto si soy como te habrán dicho (con lo que podrías tener un buen cliente ¿no?) como si no lo soy. Porque si no lo fuera...¿cómo es posible que te hayan dicho lo que te han dicho?.
Hay cierto intríngulis sicológico en todo ello ¿no te parece?.


Y si me hubieras dejado decirte algo por mail, que por aquí no debo - y que además lo hubieras leído pronto - yo creo que lo verías más diáfano, y tendrías datos más precisos y concretos, y por tanto, más útiles no para ayudarme a mí, sino quizás para ayudar a otros, presentes, futuros. (los tiene el Capi, entre las telarañas de su mail, pero deberías tenerlos tú).

(que por cierto, Ulises no era un embaucador cualquiera. Homero lo dotó de buenas ideas).


--------------------------------------------------
Y ahora, el resto, para cuando tengas tiempo (se lee rápido, no es sesudo).

Algunos datos de partida, para no perdernos:
Impe, tú no conoces a Sherraiza, has dicho. Pero sí has oído hablar de mi "experiencia".
Yo sí la conocí en persona.
Y supongo que Rapun también, pues si no, entre otras razones y datos de que dispongo, no se comprende bien su reacción a mis intervenciones, ni lo que escribió contra mí, ni el acusado rechazo que me propinásteis, del cual me dices y explicas. Me explicas, pero con excusas.
No con la verdadera razón. La verdadera razón, está tras el asunto Sherraiza.
No te importa, dices. Eso dije yo también, hace años.
A mí tampoco me importan muchas cosas, hasta que empiezan a importarme.
No tienes tiempo, dices. Tampoco yo pretendo que me escuches grátis (¿me entiendes esto?).

-------------------------------------------------------------


....... como bailarina no sirvo salvo para descojono del personal, pero mi máquina de pensar va estando bien aquilatada. No te digo esto sin razón (¿por qué por ejemplo crees que vuestra amiga Sherraiza mostró alguna vez algún interés por conocerme?. ¿Por lo guapo que soy?. No, majo. Me ha llamado de todo, sí, de todo, menos tonto). Ni te lo digo por presunción o prepotencia. Te lo digo por limar posibles desconfianzas potenciales y que eso facilite que esta especie de diálogo que mantenemos, no sea un diálogo de besugos o de sordos, muy típico en esto de internet. Al intentar hacerte saber lo más realmente posible la clase de individuo con quien estás intercambiando pensamientos, el diálogo o lo que coño sea esto, está más libre de interferencias indeseables (que es lo que estamos haciendo: intercambiar pensamientos, nada de fluidos, que los fluidos ya los intercambia Lumen-Dei consigo mismo).

No me refería a Rapun, a quien no conozco, y de quien como dices se va liberando de “temores”, que entiendo infundados o al menos molestos, porque de otro modo no tendría sentido esa “liberación”. Tú lo has dicho, no yo. Tendrás que admitir entonces que es posible que algo similar, pueda estar ocurriendo en otras personas, pues no creo que Rapun sea la depositaria exclusiva de cierto tipo de “temores”, sean cuales fueren. A quien yo conocí realmente fue a Sherraiza, y también sus pensamientos, y algunos de sus temores (que entiendo es amiga de Rapun). Unos temores los he percibido con el tiempo, otros simplemente me los dijo. No le pondría ella a todos la etiqueta de “temores”, pero algunos lo eran. A otros, sí se la puso.

Si tú sabes de temores (grandes, pequeños, los que sean) de Rapun, tendrás que admitir que yo puedo también saber de la existencia de temores similares en otras personas, y en concreto, de Sherraiza. Y me jode tener que hablar por aquí así, me jode no te imaginas cuánto, pero no veo otra vía. (Si son amigas, es quizás porque Dios los cría y ellos se juntan, así que no es raro que compartan algunos temores). Que por otra parte, son temores no infrecuentes en mujeres (tengo paradigmáticos datos de otro “caso” sumamente similar, de veras, que vendrían como anillo al dedo).

Es Sherraiza, no Rapunzell, por quien, y para quien, por aquí he aparecido. No te líes.

Si algo, como tú mismo dices, va progresando en ese aspecto Rapun, mi deseo no es otro que ese progreso, también le acontezca a Sherraiza. Si tú te preocupas/ocupas – algo que de tus palabras directamente se infiere - porque “eso” mejore en Rapun, a raíz de mi “experiencia” con Sherraiza, no debería resultarte tan “impensable” que a mí me preocupara tanto o más que tí, porque a mí me ha convertido en la encarnación de alguno de esos temores, he sido “estigmatizado” por ellos. Te lo aseguro. Y podría enumerártelos.

Que ella no quisiera ni quiera saber nada de nada de mí, ni significa que sus temores mal fundados (he dicho “mal”, no he dicho infundados, y esto sería tan curioso como largo de explicar) no existan, ni que yo no pueda tener el deseo de que de esos temores se libere. Ese deseo es tan personal y reflexionado, se basa en razones tan poco egoístas o interesadas, que no es admisible su cuestionamiento superficial desde un punto de vista ya utilitario, ya ético, que en realidad vienen a ser lo mismo. Lo tengo, lo quiero, y nadie, nadie, tiene derecho ni autoridad a pretender hacérmelo desaparecer.

Temores que he visto persisten. Aquí, algo creo que no sabes. Yo dejé, nada más caer, unos simpáticos mensajes en el blog de Sherrazia. Lo eran. A ella le hicieron gracia. En el de Sherraiza, no en el de Rapun. En cuanto que supo Sherr de quien eran, dio de baja su blog. No fue coincidencia, créeme, porque te podría contar otras cosas similares que ya hizo en su día, que ni tenía pies ni cabeza que hiciera. Y que bueno, aquí no lo pienso decir, como comprenderás.

Yo no soy terapeuta, aunque bueno, he mejorado porque he de practicarlo algunas veces con personas de mi entorno, hijo inclusive. Pero tú creo que sí, más o menos. Pues cuando termines con Rapun, ocúpate de Sherraiza. Créeme si te digo que conviene (que tengo indicios fundados para pensar que conviene, no me malinterpretes) echarle una mano útil en eso, algo que yo pude haber hecho de haber tenido mejor olfato cuando al parecer confiaba en mí, pero por ser un poco borricáncano, lo reconozco, y porque cada persona es un mundo, no supe hacerlo correctamente, y en mis intentos, sólo conseguí acusárselos, y polarizarlos al menos contra mí. Que polarizados están, a las pruebas me remito.

Bueno, si ya sólo me teme a mí, ha reducido sus miedos. Algo es algo. Como ves, no hay mal que por bien no venga.(ejem).

Espero que ahora, te haya quedado claro la sustancia y objetivo de mi otro mensaje.

Respecto de mi autoestima.....tranquilos todos, que no se resiente por vuestros dichos y hechos pasados contra el mendas, sino incluso al contrario, porque eso vuestro apoyaba mi razón. (quizás aún no lo captes esto que digo, no lo sé).

Deberíais, os lo digo sin acritud, al menos plantearos (es un cierto ejercicio que no es inútil) si vuestra respuesta, la de algunos, en la medida en que ha sido motivada por sentimientos reales y no por puro jolgorio o cachondeo internáutico, no ha sido desproporcionada a mis intervenciones y por qué. Y hacerlo de veras, sin acritudes, prejuicios o hipocresía (ya que mencionasteis esa palabra vosotros, os la suelto, quizás tengáis que digerirla un poco, pero no será grave la indigestión. Que ver la paja en ojo ajeno es sorprendentemente fácil.....aunque tengamos una viga en el nuestro).

Y también conviene, como observador pausado que soy os lo digo, que os planteéis un poco si eso de que no tengo autoestima o qué se yo, no ha sido más bien una percepción mal establecida por vosotros mismos (por Rapun en concreto, según tú indicas), que una realidad.

Que os planteéis si no ha sido más bien un intento por vuestra parte para que provocándome esa sensación, me marchara “arrugado” y echando leches. Que os lo planteéis, digo, porque entiendo sois capaces y proclives si es que algo de cierto hay en algo que he leído a rapun respecto de que pretende ser respetuosa con sus palabras. No os estoy pidiendo ya ni siquiera que os retractéis, que para mí es algo inservible. Sólo que os echéis una miradilla, porque yo sí he visto cierta contradicción. Y soy agudo observando...cuando quiero, claro.

Y a este respecto, te podría pasar un clarificador análisis y estudio de lo que se entiende por “acoso moral” escrito por una experimentada y prestigiosa siquiatra. Si no lo conoces, te aseguro que es muy interesante conocerlo. Yo ya lo conocía antes de venir a visitaros, así que vuestro caso me ha servido como “instrumento de comprobación” de tal información. Ah, y es muy muy interesante conocer el verdadero significado del prefijo ciber. Es otra cosa y mucho más de lo que la gente se piensa.

Mi autoestima, aquí no está en juego. Está en otros sitios, en otros órdenes de cosas. Está donde yo quiero que esté, que no es aquí.

Y por último (relativamente), el blog propio, por propio que sea, no te da derecho a cualquier desmán, que eso es lo que pareces decir. Que no, Impe, que derecho no te da. Te lo permite, como una cacerola te permite golpear la cabeza de otro, sí, pero no te da derecho. Los límites los establece la ley, no yo, (y el sentido del respeto). Y están relativamente claritos respecto de lo que sí es delito y lo que no lo es. Que no todo es delito aunque pueda parecérnoslo, ni algo deja de serlo, porque nosotros nos empeñemos en que no lo es amparados en el anonimato de internet. Que no pesquen al ladrón, no significa que no haya robado.

Pero hay determinadas cuestiones que simplemente hablándolas de buenos modos,
actuando “al margen de la ley”, se quedan en NADA, es decir, en lo que son.

Así que estamos aquí dialogando por NADA. ¡Pues vaya un diálogo de besugos!..¡Lo que me temía, Ostias, y quería evitar!. Qué cruz. Tanto y tanto por evitar algo que al final ha resultado inevitable.(Ejem. Es que estoy leyendo los articuentos de Juan José Millás).

Sin embargo, una reflexión como esta mía, al que la hace, no le debe ser baldía. Si a algún otro perdido que lo lea le sirve de algo, pues mira qué bien: más, por el mismo precio.




Y si ni con esto te enteras, Contreras, cacho estera, que pretendo eches una mano a alguien de tu entorno con quien efectivamente tuve un desafortunado incidente, pero sobre todo cargado de absurdos, porque me parece que tú por tu profesión estás capacitado, o deberías estarlo, pues apaga y vámonos.
Te llamaré zoquete meapilas inoperante, aunque no creo que lo seas.
Muchos cocidos te quedan entonces por comer, si te quedas en la simpleza de creerte que mi “experiencia”, como tú la llamaste, obedece o se interpreta simplemente con la interpretación que te haya venido de tu entorno próximo.

Que por cierto, el SanBenito con que fui recibido (ciberacosador, cucaracha), ha podido impedir que quizás haya podido hacer algo positivo por el tal Axque, que es un tipo majete, (como por otras personas en similar situación algo útil hice y me ha sido agradecido), si por lo poco que sé al respecto, está como al parecer está: “cambiando de piel”, como él lo llama.

"Antes sembraría mis campos de sal que desear ir a una guerra", dijo Ulises.

Anoche vi algo de una película serie B titulada Troya, en la tele. Seguro que es mejor, con todos sus posibles defectos y actores segundones, que la que está en cartelera. Eso sí, la que hacía de Helena de Troya , de quitar el hipo, tú. No me extraña que acabara ardiendo Troya.
Pero a Aquiles lo representaron muy defectuosamente. La mitad de la Ilíada transcurre con las reticencias de Aquiles a entrar en batalla, a pesar de la insistencia de su amigo Patroclo, razón que Homero usa para hablar de la amistad. Sólo cuando Héctor mata a Patroclo, Aquiles se decide. En esta película entra de primeras sin más dilación, y con una armadura irrisoria.


|
viernes, mayo 07, 2004
 
El rojo del cielo en los atardeceres.

(para Devil04)

Supongo que has visto alguna vez la refracción de la luz en un prisma. O al menos, recordarás un arco iris, que obedece al mismo fenómeno, pero el prisma que produce el arco iris, está formado por las gotas de agua de lluvia.

La atmósfera hace de prisma gigante para la luz del sol cuando este incide tras el horizonte, pues la masa atmosférica que atraviesa es mucho mayor que cuando incide verticalmente. De ese modo, separa sus componentes cromáticas, las abre en abanico, en un gran abanico. Las componentes más rojizas a nuestros ojos (de menor frecuencia), quedan más cerca de la superficie terrestre (se refractan más). Las más azules a nuestros ojos (de más frecuencia) se refractan menos, y se quedan en la parte alta del abanico, por eso, como nosotros en ese prisma gigante somos microbios a ras de suelo, sólo vemos, en los momentos adecuados- pues “el foco luminoso, el sol, se mueve” - las componentes más próximas a la superficie, y esas son las rojas. Con un dibujito, se ve más fácilmente. Vale más una imagen que mil palabras en ciertos casos. Una mirada, también.

La refracción se produce cuando la luz pasa de un medio trasparente a otro, siempre que incida en el segundo, de forma un tanto oblicua. Cuanto más oblicua, más acusada es la refracción. Pero hay un límite, alcanzado el cual, la luz, en lugar de penetrar en el medio en el que incide, se refleja. Y eso otro es causa de los llamados “espejismos” .

La luz del sol viene a ser como el sonido que emitiría un piano cuando tocas al mismo tiempo todas sus teclas. La nota más grave, correspondería al rojo más oscuro.

|
jueves, mayo 06, 2004
 
CALIDAD Y MATRIMONIO

Joseph M. Juran, arquitecto del concepto de la calidad y su gestión, cumple 100 años. Su aniversario coincide con el de 50 años de su histórico viaje a Japón en el que enseñó a las principales empresas japonesas el novedoso concepto de la gestión de la calidad. Puestos a enumerar aniversarios, igualmente se cumplen 25 años de la fundación de Juran Institute, consultora fundada por él en 1979 especializada en gestión de la calidad, Seis Sigma y benchmarking. Juran Institute tiene oficinas en Canadá, España, Holanda y China, además de Estados Unidos.Juran, nacido en Bralia, Rumania, emigró muy joven a Estados Unidos en donde se convirtió en el inspirador de la gestión de calidad y en la persona que añadió la dimensión humana a un concepto que hasta entonces era meramente estadístico y despersonalizado.En 1937, el Doctor Juran conceptualizó el “Principio de Pareto” en el de “80/20”: el 80% de los beneficios viene del 20% de los clientes. La aplicación universal de este planteamiento se ha convertido en uno de los conceptos más utilizados y en una de las herramientas clave de la gestión moderna.BibliografíaEl Dr. Juran escribió su primer libro en 1951, “Manual de Control de Calidad” que ya va por la 5ª edición. Este libro sigue siendo una referencia para la mayoría de los departamentos de calidad de cualquier empresa ya que proporciona información sumamente útil para mejorar el comportamiento de las organizaciones a través de la mejora de sus productos y servicios. A este manual se le denomina “La Biblia” de la Calidad.Su segundo libro “Managerial Breakthrought”, publicado en 1964, planteó una teoría para gestionar la calidad. Fue el primer libro que definió los pasos para conseguir un cambio radical para mejorar. Este concepto evolucionó en lo que más tarde se llamó la metodología Seis Sigma y es la base de todas las modernas iniciativas en materia de gestión de calidad.Su trilogía “The Juran Trilogy”, publicada en 1986, fue recibida mundialmente como la base de la gestión de calidad. Después de más de 50 años de investigación, el libro definió los tres procesos de gestión necesarios en toda empresa para mejorar: el control, la mejora y la planificación de la calidad. Igualmente, Juran describió la calidad desde la perspectiva del cliente con dos planteamientos: más calidad significa más oportunidades para vender el producto o servicio, generando satisfacción, y la ausencia de defectos reduce costes y elimina la insatisfacción.A pesar de su experiencia y contribución con cinco libros y una, nunca mejor dicho, larga y brillante carrera profesional en el mundo de la calidad empresarial, el Dr. Juran considera que “apenas ha arañado la superficie” de este concepto, y que “mi contribución a la mejora de las personas y empresas, a través de la calidad, es un asunto inconcluso”.El 6 de mayo se organiza una fiesta muy especial para el Dr. Juran en Conneticut a la que entre otros clientes y amigos asistirán Peter Drucker, Rober Galvin, Presidente de Motorola y Paul Borawsski, máximo responsable de la Asociación Americana de Calidad.Aunque resulte increíble a sus 100 años, el Dr. Juran sigue en activo y aunque en la actualidad su papel es de Presidente Honorífico de la compañía, preside todos los consejos. Ahora se encuentra finalizando un nuevo libro sobre la responsabilidad de la alta dirección en la calidad.Pero la calidad no es algo que el Dr. Juran limite al mundo empresarial. Casado hace 75 con la misma mujer, reconoce que aplicar los conceptos de la calidad ha sido clave para triunfar en el matrimonio.

Con respecto a su centenario, el Dr. Juran declara que la ventaja de cumplir 100 años es que si bien le quedan contados amigos, no tiene ya enemigos, pues los pocos que tenía han fallecido...
|
miércoles, mayo 05, 2004
 
Aquí, caña y brasa (en forma de cuentico).

Para empezar, la caña.......¿Podrían los dos comentaristas que han dicho:

1) "Muy acertados tus comentarios"

2) "¡¡¡Pero qué pelma!!! (firmaba como "una", supongo que como "una" cualquiera sin más)

..ponerse de acuerdo?. Así no sé a qué atenerme.

A no ser que suponga que soy un acertado pelmazo. O que han acertado con lo de que soy un pelmazo, o que soy un pelmazo creyendo que acierta. Cualquiera sabe.

-----------------------------------------------------------------------------
Y aquí, la brasa, en forma de escribimiento. Se lo dedico a "una".

Mientras ambos comentaristas dilucidan esta cuestión, yo me dedicaré a uno de mis íntimos escribimientos. Aunque una mínima frase tal cual ¡¡¡qué pelma!!!, me daría para escribir una enciclopedia, se va a joder la enciclopedia, porque no pienso escribirla.

Sin embargo, mi nefasta intuición me dice que algo sospechoso se esconde tras ese breve comentario de la tal una, sea o no cualquiera. ¿Qué se esconde?.

Esto de esconder y esconderse, una molestia, sin duda. A ver por qué se ha escondido esta vez mi móvil. El miércoles lo hizo, a primera hora de la mañana.

No sé la “una” de qué se esconde, no sé el otro, porqué se ha escondido.

Ayer leí un e-mail de un amigo:

- “oye, que te llamé ayer, pero se cortó. Sé de tu poca afición al móvil (falso, no sabe nada), pero supuse que ibas conduciendo”.

-“Estimado amigo, no te contesté por varias razones, siendo la primera, que no sé dónde coño se ha escondido esta vez el móvil, así pues las demás razones me ahorro contártelas. Estaba vivo hasta que tú has llamado, momento en que posiblemente acabó lo último de sus tiernas baterías. Me le has acabado de dar la puntilla. Pobrecico. Deberás comprarme otro. Lo quiero igualico.”.

Total, que tras la “una” se esconde algo. Pero ... ¿qué?. La gente corriente, informáticos inclusive, confunde datos con información. Para los datos no hacen falta, pero si no existe algún agente activo, con un conjunto de intereses, no hay información que valga.

Así que ese ¡¡¡pero qué pelma!!, es un dato, pero yo lo convierto en información. En tanta como quiera, pues depende de mis intereses/necesidades.

El caso es que tiempo atrás, mi primer pseudo en esto de internet fue “UNO”. ¿Por qué?. Porque mi primera respuesta se la di a una tal “UNA”. ¿Será la misma?.

Yo no sé si estoy convirtiendo el dato en información o en desinforrmación. Quizás haya que empezar por esto segundo, para alcanzar lo primero. Y tras la información, viene el conocimiento. Así que el conocimiento parte de una extrañeza.

Tengo dos extrañezas. Salí de casa con el móvil en el bolsillo de la camisa naranja (algo inusual). Tengo casi acotado que desapareció entre ese momento, y mi incorporación al coche, que duerme en el garaje. Le he estado llamando, y ni sonaba en casa, ni sonaba en el coche, ni en la oficina, ni en los garajes. ¡Pero estaba vivo!.¡Tenía cobertura!. Hasta la llamada de mi amigo, claro. Luego no puede estar en un basurero, o en una alcantarilla. Tampoco parece esté en manos de un desaprensivo, pues nadie ha hecho uso de él. ¿Lo habré puesto, al salir, bajo el felpudo?. ¿Lo habré puesto en el armarito junto al ascensor, donde están las llaves de paso de los jugos de la vivienda?. Pensé, en un ataque “horatiusniano”, ese del CSI, en que el chucho del vecino me oliera el bolsillo, pero ante la sospecha de que se fuera directamente al cubo de la ropa sucia, preferí desistir. Puto chucho. Yo creo que es el que se mea en el arbolito que menciono en el blog del “jardín de las delicias”.

Dos extrañezas más. La vida es una atiborrada colección de muchas cosas, en la que algunas extrañezas ocupan su correspondiente sitio.

|
 
Ojito con pasarse de rosca con esto de internet.

(Soy un plasta y un pelma con estas cosas.....¿verdad, comentarista apodada "una"?)

(Sé de alguien que tiene puesta una querella, y han abierto diligencias, por calumnias y difamaciones vertidas en un foro).

Es frecuente escuchar, en el propio entorno del mundo jurídico, el tópico referente a que sobre Internet no existe legislación aplicable, y aunque en buena parte es verdad, no lo es del todo cierto, y no hay nada más peligroso en derecho penal que las verdades a medias. Si esta afirmación fuera cierta, podríamos llegar a pensar que los delitos cometidos a través de Internet están libres de persecución de penal. La informática, las telecomunicaciones, el correo electrónico, son contemplados por nuestro Código Penal desde dos visiones diferentes: a) Como Bien Jurídico Protegido b) Como Medio de Comisión de un delito o falta
Desde la primera óptica trata el legislador de proteger buena parte de los derechos fundamentales consagrados en nuestra Constitución, el derecho al honor, la intimidad, la propiedad en sus diferentes modos, etc. Desde la segunda óptica, como medio de comisión de los delitos, por la especial trascendencia que puede representar una divulgación general de un delito, o la especial gravedad que puede ocasionar el utilizar estos medios de comunicación, nuestro ordenamiento lo que hace es, con carácter general, aumentar la gravedad de la infracción cometida, y aplicar en consecuencia penas más severas.

Delitos Informáticos.com: Si por algo se ha destacado Internet es por la posibilidad que ofrece a todo el mundo de expresarse con gran libertad, de manera fácil, barata y cómoda, ya sea mediante la publicación de contenidos en páginas personales, fotografías o aportaciones en foros y lista de correo, entre otros. Sin embargo, esta libertad y el anonimato que aporta muchas veces la Red, ha contribuido a que se lleven a cabo conductas tan poco lícitas y molestas como la emisión de mensajes injuriosos y calumniosos contra otras personas. El artículo 208 del Código Penal define injuria como: La acción o expresión que lesionan la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación. Las injurias que consistan en la imputación de hechos no se considerarán graves, salvo cuando se hayan llevado a cabo con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad. Las calumnias e injurias hechas con publicidad verán incrementadas su pena. Los delitos de calumnia y la injuria se reputarán hechas con publicidad cuando se propaguen por medio de la imprenta, la radiodifusión o por cualquier otro medio de eficacia semejante. Y es aquí donde entra en juego Internet, medio que posibilita la difusión de un contenido o información a muchos lugares distintos al mismo tiempo, permitiendo que la propagación de la calumnia o injuria sea infinitamente superior. Por tanto, puede incluirse en este supuesto la difusión de mensajes injuriosos o calumniosos a través de Internet.
Finalmente, la nueva Ley de Telecomunicaciones obliga a los servidores a conservar durante un período de dos años todos y cada uno de los mensajes emitidos y la identificación del usuario registrado, con la finalidad de poder perseguir la falta o delito en caso de denuncia y la aportación de la identidad a requerimiento judicial o investigación policial. No todo se permite en Internet y todo lo que sería perseguible penal o civilmente fuera de aquí también lo es aquí. Que nadie piense que puede navegar tranquilo impune a todo, desde ya se conserva su intervención, día, hora, identificador a efectos de registro, IP, etc... "

(en mi blog temas polemicos, en la inserción más antigua, hay algo más de información a este respecto).


|
lunes, mayo 03, 2004
 
Lo que aquí va habiendo (una especie de índice)


.Mi reconocimiento a determinados personajes/personas

.El Complot (historieta para Imperator “Volúbilis”).

.Unas gotas de belleza literaria...

.Algo que Rapunzell debería leerme...

.Requiem por un jefe

.¿Por qué me dio a mí por esto del escribimiento? (o de porqué escribo como escribo)

.ENLACES VIRTUALES. (Lista de enlaces que son de mi interés).

.El pacto del 23 de Abril de 2004, propuesto por el aquí escribiente, a “Gran Jefe Jebi”, Capitan NAPALM (que es un tío majo, sí señor).

."Jefe, la vida es un lío" (una explicación a algo que puse en el sitio de Capitan Napalm)

.Son cometarios para el sitio Capitan NAPALM. (y casi para cualquiera)
. Comentario 1. El Cibercuchitril
. Comentario 2. El respeto
. Comentario 3. Tampoco yo soy un santo, ni lo pretendo.

.A Lumen-Dei, me temo que hay que echarle de comer aparte.

Mis otros dos Blogs:
----------- Temas polémicos
----------- El jardín de las delicias (Aquí quiero poner cosas bonitas y desestresantes)
|

Powered by Blogger

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com